Anika entre libros

amy ¿quieres jugar?

Ficha realizada por: Anika Lillo
amy ¿quieres jugar?

Título: amy ¿quieres jugar?
Título Original: (amy, 2000)
Autor: Samantha Lee
Editorial: 23 Escalones


Copyright: © Samantha Lee, 2000
© Traducción de Angel Luis Sucasas, 2012
1ª Edición, Febrero 2012 ISBN: 9788415104261
Etiquetas: autores, escritores, espíritus, fantasmas, género negro, horror, irlandeses, literatura irlandesa, más allá, miedo, terror, thriller

Argumento:


Annie se va con su abuela a pasar las vacaciones aunque hace muchos años que no se ven. De este modo su madre y su segundo marido se libran de ella un poco más, o al menos con esa idea llega ella a Stillwater.
 
Y va a ser en Stillwater donde una amiga muy especial, adolescente como ella, le haga vivir el Halloween más extraño de su vida porque… todos dicen que esa amiga no puede “ser”, ni existir...

Opinión:


Amy ¿Quieres jugar?” es como cuando ves una película de terror en vídeo, arropado bajo una manta, en penumbra, haciendo caso omiso del frío. La duración del libro, en cambio, recuerda a una tarde de verano, quizás porque eso es lo que me ha durado a mí uno de estos días de verano. La experiencia es positiva, te lo pasas muy bien, aunque sepas que no es una obra cumbre del terror. Porque en realidad tiene todo lo necesario para funcionar.
 
Hay pocas historias en realidad que hablen de fantasmas y estos sean muy, muy protagonistas. Ya sabéis… de los que hablan, se mueven, interactúan… Esta historia no va de sombras, ni de percepciones: el fantasma está, se ve, actúa. No se contacta con la ouija, está esperando en realidad una oportunidad y la encuentra en la recién llegada Annie. Amy simplemente es imposible, pero eso no lo cuestionamos a favor de la lectura; sería tremendamente aburrido decir “eso no puede pasar”. Lo bueno de la novela es que Annie no sabe que su amiga es un fantasma por lo tanto la aventura es emocionante –sobre todo para ella, que encuentra una amiga que le presta atención-, y para nosotros quedan los momentos de terror y ver cómo resuelve Samantha Lee el caso.
 
Desde el principio son prácticamente obvias dos cosas: que esa niña es un fantasma y que el libro tratará de descubrir al asesino. Recuerda un poco a El último escalón de Matheson en el sentido de que una niña desaparecida “aparece” para ser vengada (entre otras cosas), y lógicamente no aparecerá de forma natural porque no es humana.
 
Lo cierto es que el atractivo de esta Amy es precisamente su aparente físico humano, es decir, no es humo, ni holograma, ni visión, ni semitransparente, ni traspasa paredes, ni le faltan los pies… Es una adolescente a la que se le puede tocar pero con la particularidad de poder estar y desaparecer a su antojo. También tiene otro poder y éste tiene que ver con el título. ¿Quieres jugar a un juego? Le pregunta Amy a Annie. Y ese juego será el que nos de las pistas de la muerte de Amy. Y por supuesto Samantha Lee nos provee de varios posibles asesinos. Aquí hay varios malos y sospecharemos de unos cuantos. Será el que no esperemos, naturalmente. Si no fuera así perdería mucha gracia porque toda la novela sería excesivamente predecible.
 
Un comentario acerca de la elección de nombres. Para los hispanohablantes que leen los nombres tal cual están escritos cuando son tan sencillos como estos, Amy y Annie son fácilmente confundibles. Aconsejo pronunciar Amy a la forma anglosajona (Eimi) porque de lo contrario puede crear confusión en algún momento. 
 
Samantha Lee te propone pasar una tarde de terror que se hará corta, ya lo verás.
 
Anika Lillo

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar