Anika entre libros

alma de madera y otros cuentos

Ficha realizada por: Anika Lillo
alma de madera y otros cuentos

Título: alma de madera y otros cuentos
Título Original: (eine seele aus holz, 1962)
Autor: Jakov Lind
Editorial: Duomo


Copyright: © Traducción de Lucas Sala
© Introducción de Michael Krüger, 2010
© Duomo Ediciones SL
1ª Edición, Junio 2010 ISBN: 9788492723577
Etiquetas: 2ª gm, 2ª guerra mundial, horror, ii guerra mundial, miedo, novela corta, terror

Argumento:


Wohlbrecht es un veterano de la Primera Guerra Mundial que oculta en un apartado lugar de las montañas a un chico judío que ha quedado huérfano. Wohlbrecht trabajaba para su familia porque como lisiado que era no tenía muchas más opciones. Tras dejar al chico en las montañas corre su propia suerte. Él también será en parte víctima de la corrosiva maldad del nazismo, pero la caída de Alemania se adivina, y también el final de la guerra: Wohlbrecht se da cuenta de que la única manera de evitar su condena consiste en rescatar al chico que había abandonado en las montañas. Otros, para su desgracia, han tenido la misma idea y tienen aún menos escrúpulos que el propio Wohlbrecht.
 
Alma de madera” es una novela corta. Al volumen hay que sumarle una introducción a modo de biografía de Jakov Lind y varios relatos cortos del autor.

Opinión:


A veces no tienes muy claro por qué te gustan los libros, pero te gustan. Mientras los lees quizás aprecias que son “diferentes”, que tienen algo especial que adviertes rápidamente: ni son libros rápidos de leer, ni enganchan como los best seller, ni son densos como contrapunto, ni... Demasiadas calificaciones rechazadas, la historia está ahí y punto, el argumento y la forma en que el autor se dirige al lector llaman tu atención, y cuando cierras el libro te apetece conocer más.
 
No es intriga, no deja capítulos con la sensación de que va a pasar algo, no sigue normas a la hora de escribir, no te promete nada que... Demasiados noes... y sin embargo hay algo en la narración que hace que tengas ganas de retomar la lectura.
 
Este es uno de esos libros. Sus cualidades quizás sean difíciles de explicar, pero lo cierto es que las tiene. Quizás sea que Jakov Lind fue un personaje muy particular, bastante particular, y eso se refleje en sus historias. Para empezar era judío pero trabajó para los nazis, además vivió en total libertad en la Alemania ocupada con una identidad falsa. En sus relatos, cuando habla del nazismo, te sorprende cuando trata el tema: a pesar de estar considerado como uno de los autores que mejor supieron recoger el horror del holocausto, él no lo vivió, y en sus textos es audaz e incluso puede resultar doloroso: sus personajes cuestionan al dios judío, cuestionan a los propios judíos y a su fanatismo, a su creencia de ser el pueblo elegido y los errores que cometen por él. Da la impresión de que fuera crítico con su propio pueblo, pero se agradece, naturalmente. Un ejemplo podría ser el que aparece en la página 140, donde lees “La obsesión racial, mi querido Weintraub, la han inventado los judíos, no los alemanes”.
 
La visión crítica siempre se agradece. ¿Irreverente? No lo sé, pero hasta Elie Wiesel vio algo maravilloso en él. Y es que sus cuentos se han “entendido” como la asimilación de los horrores del holocausto para reconvertirlos en fantasías recicladas. Se le ha dado una explicación a lo que cuenta. Yo sólo me pregunto si habrán acertado con la intención real del autor o han sido ilusos y se han querido autoengañar, pues Lindes ciertamente crítico con el mundo judío, no sólo con el alemán.
 
Alma de madera” es una historia de horrores humanos, de comportamientos despreciables, y al mismo tiempo una fantasía, o quizás sea simplemente surrealista. La realidad y la ficción se mezclan: el autor deja volar la imaginación y te sorprende con cosas imposibles, y ahí desplega la magia de su novela corta. Puede que en algún momento te pierdas un poco porque Lind tiene sus propias reglas a la hora de escribir, pero retornas rápidamente a la historia.
 
Del resto de cuentos decir que son en su mayoría sorprendentes es poco... A mí me han cautivado pero también me han asustado. Para contarte todo este despreciable mundo de horrores, crea cuentos donde aparecen caníbales, guerra, psicópatas y religión, y si mezclas unos y otros te das cuenta rápidamente de que siempre habla de lo mismo: la religión y la guerra son como psicópatas caníbales que pueden tocar tu espalda. Ser tú el caníbal o la víctima de los comedores de carne dependerá de las circunstancias. Estremecedores.
 
La ilustración de la portada parece hacer referencia a uno de esos cuentos, quizás el más terrible de todos, “Viva la libertad”, donde un joven viajante es acogido por un tipo para que pase la noche en su casa con su familia; sólo un par de advertencias: son nudistas y comen carne humana.
 
Anika Lillo

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar