Anika entre libros

Alicia en Sussex

Ficha realizada por: J. Javier Arnau
Alicia en Sussex

Título: Alicia en Sussex
Título Original: (Alice in Sussex. Frei nach Lewis Carroll und H.C. Artmann, 2013)
Autores: Lewis Carroll, Nicolas Mahler
Editorial: Salamandra
Colección: Salamandra Graphic


Copyright:

© 2013, Suhrkamp Verlag Berlin

© 2013, Nicolas Mahler

© 2015, Ediciones Salamandra

Traducción: Miguel Sáez
Ilustraciones: B/N y Bitono
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2015
ISBN: 9788416131174
Tapa: Blanda
Etiquetas: adaptaciones, clásicos, comic, fantasía, género fantástico, filosofía, literatura alemana, monstruos, novela gráfica, terror, Frankenstein, Verne, adultos, Carroll, Alicia en el país de las maravillas, cómic
Nº de páginas: 144

Argumento:

"Alicia en Sussex" nos narra el encuentro de Alicia con el conejo blanco, admirador de autores como Melville, Cioran  o Niet­zsche. Es conducida a la madriguera subterránea en busca de una edición ilustrada del Fran­kenstein en Sussex de H. C. Artmann.

Al contrario de lo que ocurre en Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll, aquí Alicia se halla en una casa en las profundidades de la tierra. Y en cada una de las plantas, se topa con las creaciones de Carroll: la oruga que fuma en pipa, el gato sonriente, la tortuga marina y muchos más, hasta que en la última planta de la casa, la más profunda, Alicia da con el monstruo de Frankenstein.

 

Opinión:

 

"Alicia en Sussex"; comenzaremos diciendo de ella que su autor, Nicolas Mahler, ha recibido premios y reconocimientos por su extensa obra, incluyendo el de mejor autor de cómics en alemán. Además, ha publicado adaptaciones a novela gráfica de varias obras literarias. Ésta que nos ocupa no es estrictamente una adaptación de una obra literaria, pero se basa principalmente en "Alicia", de Lewis Carroll, y en "Frankenstein en Sussex", de H.C. Artmann; pero también van salpicando sus páginas (podríamos decir que sus viñetas) referencias a multitud de obras de Poulet, Voltaire, Cioran, Shakespeare, Nietzsche… Todo esto no lo sabemos porque seamos especialmente intelectuales, sino porque el propio autor añade una extensa lista de fuentes en las que ha basado la obra, como decimos a veces varias en la misma página, por lo que nos vemos inundados de referencias y fuentes casi en cada viñeta.

¿Se puede disfrutar la obra igualmente, tomándola como una especie de nueva versión de Alicia, como un nuevo viaje fantástico entremezclándolo con el universo de Artmann?; pues sí, nos encontraremos con una nueva vuelta de tuerca a los personajes creados por Lewis Carroll, con nuevas situaciones que, pese a sonarnos, estarán sometidas a profundos cambios debido a todas las referencias/fuentes que venimos comentando.

Alicia seguirá, como en el original, al conejo blanco, y se irá encontrando en su periplo al Gato de Cheshire, la Oruga Fumadora, Humpty Dumty, el Sombrerero Loco, la Falsa Tortuga de Sopa… pero pasadas, tanto las situaciones como los personajes, por el tamiz de Shakespeare, Voltaire, Nietzsche y demás. Finalmente, buscando un ejemplar ilustrado de Frankenstein en Sussex, Alicia se encontrará con el mismísimo monstruo de Frankenstein y, ayudada por elementos y personajes de fantasía (el Hada de las nieves, el mundo de Julio Verne, etc), conseguirá salir airosa y, como en el relato original, volver a su mundo. Aquí asistimos a un ciclo en el que realidad y fantasía se pueden llegar a confundir, en el que diferentes personas pueden tener diferentes puntos de vista, y lo que para unos es la realidad, para otros es evasión, y viceversa (es decir, hay quien prefiere vivir en sus mundos de fantasía que afrontar la realidad y, por el contrario, el que cree que la fantasía no puede existir…).

Con todo esto, claramente la lectura de esta novela gráfica se torna un tanto dificultosa, aunque gratificante; como decimos, podemos leerla como una nueva versión de las aventuras de Alicia, o profundizar mucho más en ella "jugando" a descubrir su múltiples referencias, sus significados literarios y filosóficos, su entramado oculto hasta la resolución de la "aventura", y su posterior duda acerca de la realidad y la ficción.

El dibujo de Mahler es, cuanto menos, peculiar, pudiendo llamarlo desde mi punto de vista "feísta"; sin embargo la estructura y la narrativa es adecuada a lo que desea contarnos/transmitirnos, por lo que el dibujo deviene en un simple vehículo narrativo al servicio natural de la historia.

J. Javier Arnau

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar