Anika entre libros

al sur del corazón

Ficha realizada por: Gemma Nieto
al sur del corazón

Título: al sur del corazón
Título Original: (south of the heart, 1957)
Autor: Peter Ruesch
Editorial: Debolsillo


Copyright: © Hans Jr. Ruesch, Vivian Ruesch Mellon, Peter Ruesch 1957
© Random House Mondadori S.A., 2011
Traducción de Atanasio Sánchez, 2011 ISBN: 9788499080692
Etiquetas: asia, histórica, mundo asiático, oriente

Argumento:


El joven príncipe Auda parece ser un peón más en la política territorial árabe por conseguir las tierras ricas en petróleo para negociar con las potencias occidentales. Permanece como rehén de lujo en manos del rey Nesib desde que su padre perdió la guerra contra él. Y, ahora, el rey, cuyo corazón se ha ganado, desea casarle con su hija preferida.
 
Sin embargo, la guerra se cierne de nuevo sobre ellos y Auda intentará evitarla avisando a su padre para que deponga las armas. Antepondrá su deber como hijo a su deber como marido, pero la historia le tiene reservado un destino muy diferente al que otros habían trazado para él.

Opinión:


Hans Ruesch  es un maestro de la palabra y sabe contar historias con pericia. Ya desde las primeras páginas engancha con su prosa fluida y embriagadora. “Embriagadora” porque a oídos del lector sus frases le sonarán a Las mil y una noches, con esa cadencia que envuelve, como los velos de las bailarinas. El inicio ha sido narrado con una gran naturalidad; a través de una escena doméstica entre un príncipe y su criado, el autor consigue mostrar cómo son los personajes gracias a sus actos y a sus palabras.
 
Y este es quizá el punto más fuerte de la obra, ya que Hans Ruesch ha sabido recrear el ambiente árabe a la perfección y con una gran naturalidad: su forma de hablar, sus costumbres… y, por supuesto, se ha documentado exhaustivamente, aunque su inserción en la novela apenas si pueda apreciarse porque es totalmente creíble.
 
Tanto los personajes como los diálogos o la trama son redondos y el lector puede “ver” más que “leer” la historia. Los diálogos, por ejemplo, resultan muy naturales y realmente difíciles de lograr para la mayoría de los escritores; sin embargo, Hans Ruesch los ha convertido en arte. También es cierto que el lenguaje árabe es hasta cierto punto florido y cargado de metáforas, lo que a veces torna algo compleja la comprensión de la novela (sin desmerecer su calidad).
 
El autor es occidental y, a pesar de ello, ha decidido escribir esta historia en primera persona, a través de los ojos de un árabe, lo que complica enormemente su trabajo. Sin embargo, a pesar de esa complejidad añadida, ha sabido escribir muy bien desde la perspectiva escogida y recrear un personaje principal muy creíble de tal forma que el punto de vista elegido por el autor parece el más adecuado.
 
La historia que cuenta es lineal, no hay varias subtramas que se alternan para dar velocidad al argumento. Además, el grueso de la narración transcurre por el desierto viajando de un oasis a otro, pasando penurias y atacando al ejército enemigo. Todo ello haría pensar al lector en una historia aburrida. Nada más lejos de la realidad, y he ahí la maestría del autor, que ha sabido dotar a su obra de velocidad, acción y rapidez con tan pocos medios.
 
Además, a lo largo de casi 350 páginas, ha aprovechado para ilustrar al lector sobre la filosofía árabe en aspectos tan importantes como el sentido de la vida o de la muerte, o el amor, que redondean esta novela de acción.
 
Entre las partes menos cuidadas de la obra destacaría algunos errores de anticipación, hay elementos que no le cuenta al lector, decisivos para resolver alguna parte del argumento y que el autor prefiere sacarse de la manga en el último momento.
 
Además, desde el principio todo parece indicar que estamos ante una obra de amor, de esos grandes amores que dejan huella, para irnos encontrando, página tras página, que la historia de amor desaparece devorada por una narración sobre la guerra. Quizá este hecho pueda ser el que más desagrade al lector ya que, por ende, las pocas escenas de amor que contiene la novela quedan reducidas a la mínima expresión, como si Hans Ruesch tuviese una moral tan estricta que le impidiese describirlas con toda la amplitud que requieren.
 
Y, el final… el final es acorde con lo que sucedería en la vida real. Pero no olvidemos que lo que en la vida real puede ser creíble, en una novela no acabaría de cuadrar, y viceversa.
 
Gemma Nieto

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Si te gustó este libro, también te puede interesar...

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar