Anika entre libros

Acampada de misterios

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
Acampada de misterios

Título: Acampada de misterios
Título Original: (Acampada de misterios, 2015)
Autor: Enrique Ventura
Editorial: Stella Maris
Colección: Stella Maris Juvenil


Copyright:

© Enrique Ventura, 2015 (texto e ilustraciones)

© Editorial Stella Maris, 2015

Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Junio 2015
ISBN: 9788416128921
Tapa: Dura
Etiquetas: malos tratos, aventuras, violencia, amor, crossover, investigación, misterio, libros ilustrados, literatura española, novela, violencia de género, 17 años, 18 años, 15 años, 14 años, 16 años, 10 años, 11 años, 12 años, 13 años, literatura juvenil, celos, huérfanos, superdotados
Nº de páginas: 175

Argumento:

La joven Verónica Ramos (Vero para los amigos, Trasto para su novio Spike...) es una muchacha de dieciséis años que ha superado un test W. I. S. C. con una puntuación de 140; en otras palabras, es una superdotada.

Esa circunstancia hace que el Ayuntamiento de Santa Cruz de la Cascada invite a la protagonista, junto a cinco o seis chicos y chicas de esa misma condición, a una acampada en la aldea con el propósito de que su estancia sirva para promocionar el lugar. 

Pero Vero no llega al campamento al mismo tiempo que los demás sino un día después. No participa en actividades de grupo ni en la puesta en escena del alcalde... Se mete en "camisas de once varas" y acaba protagonizando una historia de acción, algún que otro misterio y con momentos muy peligrosos.

 

Opinión:

 

Pone en la portada: "Novela juvenil (de 9 a 90 años) ilustrada". Como mi edad está entre esos dos puntos, me he decidido a meterme en una historia como esta y revivir mis aventuras adolescentes, que siempre es positivo y hasta desestresante... Yo, sin embargo, ahora que ya he leído y disfrutado con las andanzas de Verónica, subiría un poco la primera cifra de esa franja de edades. Enseguida explicaré mis motivos. Pero antes daremos un vistazo a la obra:

Lo primero que me ha llamado la atención han sido las ilustraciones, que me han parecido muy buenas. Lógicamente, el hecho de que el autor del texto sea también el ilustrador permite que exista una sintonía entre lo escrito y lo dibujado muy importante. Pero más allá de esa obviedad, las he encontrado muy bonitas, elaboradas, con detalles... Me han gustado un montón.

Lo siguiente que me ha sorprendido, y de forma muy grata, ha sido la protagonista. Verónica se presenta a sí misma, dialoga con el lector, narra en primera persona y expone sus pensamientos, sentimientos y todo lo que le pasa por la cabeza de forma amena, simpática, divertida... Pertenece a ese grupo de gente capaz de reírse de sus errores, hacer chistes de todo y hasta encontrar un punto jocoso a las situaciones más expuestas. Utiliza una jerga coloquial y cercana, muy acorde con una chica de su edad, y bautiza son apodos, sobrenombres o títulos comparativos todo su entorno, tanto animado como inanimado. En ocasiones (eso sí) usa aforismos que no siempre resultan fáciles para un lector muy joven; por ejemplo, etiquetar como "Chez Sitges" a una muchacha catalana, referirse a "Piccadilly" al hablar de tiendas o utilizar frases hechas que a veces no son actuales no estoy segura de que chavales de nueve años lo entiendan a priori. No hay duda, no obstante, de que la protagonista es el alma, la trama, el nudo y el desenlace de la novela. Como personaje, es francamente soberbio y merecería un excelente.

El resto de compañeros que acuden a la acampada pasan totalmente desapercibidos a excepción de Héctor que, con su estudio acerca del comportamiento animal sobre el que quiere trabajar "in situ", se convierte en el precursor de la aventura que lleva a cabo Vero. Tampoco el novio de la última, que aparece al final, tiene demasiada relevancia.

Pero hay dos personajes que sí tienen un importante peso en la historia...

El primero es Claudio, un chaval huérfano y andrajoso, casi analfabeto, tímido pero en ocasiones muy violento y que nadie sabe a ciencia cierta cómo y dónde vive o se oculta. También utiliza un lenguaje coloquial bastante conseguido dado su caso, con frases en las que se intercambian o eliminan letras, con palabras superpuestas, enlazadas... y expresiones brutas, propias de un pueblo diminuto, aislado, en el que sus parroquianos no destacan por la cultura precisamente. Claudio encarna un prototipo de personaje muy reconocible y bien construido; aunque también en este caso, esa jerga con la que habla no es fácil de entender de entrada y obliga a leer despacio.

Y ya solo queda Martina, la novia, o exnovia, amiga o examiga... de Claudio. Martina es una jovencita con pocas luces, pueblerina y nada cultivada, que pierde el seso por el primero y espera anhelante que reaparezca en su vida tras un tiempo sin noticias suyas.

La trama de la novela me ha parecido floja en cuanto a misterio. Más que misterio en el sentido propio de la palabra se compone de las andanzas de Vero, que se va metiendo en camisas de once varas sin que se entienda siempre el motivo. No he encontrado intriga ni suspense que animen a desentrañar el enigma que interesa a la protagonista. Es ella, con su indiscutible carisma, la que obliga a seguir leyendo. Esa trama ligera, sí parece que puede resultar atractiva a niños de nueve años, pero no estoy tan segura de que los chicos más crecidos no la vean excesivamente floja. Y aquí aparece la primera de mis dudas: La composición de la historia es ligth y asequible a lectores muy jóvenes; sin embargo, su contenido no lo es, en absoluto...

Claudio es un chaval posesivo, celoso, violento, apenas cultivado y muy embrutecido, a pesar de que, obviamente, posee cualidades positivas. Martina, a su vez, encarna el tipo de chica dispuesta a perdonarle a su novio insultos, malos tratos, humillaciones... Pase lo que pase, continua enamorada de él, lo espera, siente celos (también posesivos) y no le importa cruzar líneas rojas para llamar su atención, incluídas agresiones que pongan en riesgo la vida de otras personas.

Aquí tenemos escenas de violencia de género que son de manual, incluyendo que el comportamiento agresivo de Claudio se justifica por su escasa formación, circunstancias vitales... y, por tanto, se disculpa. También se perdona la forma de comportarse de Martina, que es el reflejo de una chica insegura, con baja autoestima, que no ha salido del pueblo y asume como lógicas ciertas premisas que no tienen justificación. Considera que su novio le pertenece y está dispuesta a todo por él, incluyendo aparcar su amor propio y agredir o atentar contra otros... Se atribuyen a su poca cultura ese exceso de celo, servilismo, actitudes violentas y su concepción errónea de lo que es el amor. En otras palabras, también se la disculpa.

Yo no aconsejaría este libro a niños de nueve años, pero lo haría con dudas a los que ya tienen "dos números" y aún no son lo suficientemente maduros. Por supuesto que el tema es de rabiosa actualidad, lamentablemente, pero también lo es que la violencia de género se está extendiendo entre los más jóvenes de forma alarmante. No cuestiono que se hable de ese asunto, pero sí que de alguna manera se justifique. En mi opinión, la cuestión es muy controvertida y requiere que el lector posea una madurez suficiente, la mínima que le permita discernir claramente dónde están las líneas rojas y la diferencia que existe entre el amor auténtico y la posesión egoísta.

Por lo demás, la novela es entretenida porque Vero es una protagonista diez. Como he escrito, ese personaje me ha parecido genial. Constituye el todo de la historia, que ella misma nos la explica de forma divertida, cercana, coloquial, sin tapujos y que nos emplaza a reírnos (también a los lectores) cuando nos identificamos con algunos de sus errores a los que ella misma saca punta para verlos por el lado más hilarante. Esta es una histora crossover, sin duda. La segunda cifra que etiqueta la franja lectora (90 años) sí es perfectamente real.

Pilar López Bernués

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar