Anika entre libros

El pensionado de Neuwelke

Ficha realizada por: Anika Lillo
El pensionado de Neuwelke

Título: El pensionado de Neuwelke
Título Original: (El pensionado de Neuwelke, 2013)
Autor: José C. Vales
Editorial: Planeta
Colección: Autores Españoles e Iberoamericanos


Copyright:

© José C. Vales, 2013

© Editorial Planeta, S.A., 2013

Edición: 1ª Edición, Enero 2013
ISBN: 9788408035374
Tapa: Blanda
Etiquetas: basada en hechos reales, clases sociales, romanticismo, doppelganger, misterio, intriga, literatura española, novela, novela de personajes, relaciones personales, relaciones sociales, novela romántica, siglo XIX, bilocación, internados
Nº de páginas: 459

Argumento:

La institutriz francesa Émilie Sagée tiene apariencia de ángel y corazón de santa, y sin embargo es capaz de crear auténtico terror en sus alumnas. Nadie sabe, cuando ella llega a Neuwelke, que sufre misteriosos desdoblamientos no deseados que la convierten en la diana de un asqueroso personaje de la Inquisición que la persigue hasta Neuwelke.

En el pensionado de señoritas de Neuwelke se cree inicialmente a salvo, hasta que una dama de compañía de una de las niñas le coge unos terribles celos, y Émilie empieza a desdoblarse más a menudo.

Su suerte: que tanto el jardinero escocés que se ocupa del jardín, como el director del colegio, los profesores o las propias alumnas, le tengan especial cariño y deseen protegerla.

"El pensionado de Neuwelke" está basado en la historia de Émilie Sagée y en el testimonio de la baronesa Julie Güldenstubbe.

 

Opinión:

 

Hace ya muchísimos años, una prima mía se vio a sí misma yendo hacia sí misma. Ella se dirigió a la ventana, se giró, y se vio enfrente caminando hacía sí. Y esa imagen hizo lo mismo, se giró y entró en ella al colocarse en el mismo lugar donde se había parado. Esta es la única historia que conozco de desdoblamiento cercano, y ya entonces me provocó muchísima curiosidad. En el caso que cuento ella fue consciente de lo que vio, pero en la historia que narra José C. Vales, la dulce Émilie queda subyugada, prácticamente inconsciente y casi inmóvil cuando sufre estos episodios.

Creo que si no le doy una matrícula de honor a "El pensionado de Neuwelke" es porque en algunos capítulos se ha saltado momentos cumbre para empezar uno nuevo en el que se nos contará, de una forma fluida pero sin vivir el momento presente, lo ocurrido anteriormente. No disfrutar esos momentos me ha matado. Tampoco el final me ha terminado de convencer, he de confesarlo. Pese a ello permitidme darle un sobresaliente (que para algunos será un nueve pero para otros, un diez), porque se lo merece.

Elegí este libro porque aparecía un "doppelgänger", por leer que la institutriz tenía una enfermedad extraña que la convertía en proscrita, (misterio que me recordaba a la película "Los otros" de Amenábar, peli que adoro), porque aparecía un "exorcista",  porque presuponía que era una historia de misterio y, quizás, con suerte, terror. Algo gótico, ansiaba, algo inquietante basado en hechos reales… Y mira por donde que más equivocada no podía estar. Y a pesar de eso, como lectora, le concedo ese sobresaliente. Es difícil conseguir tal nota cuando lees algo que no esperas, cuando tus expectativas son otras, así que explicaré los motivos porque no se trata sólo de lo a gusto que me he leído el libro.

La historia de la institutriz, los profesores, los empleados y las niñas que se educan en Neuwelke, las cuenta un señor. Un tipo que te da la impresión de haber vivido aquello pero que no aparece implicado, un hombre al que le han contado la historia, y probablemente ha conocido a casi todos los personajes porque habla de ellos casi como si estuviera presente (de hecho es cierto que en algunos momentos confiesa haber conocido a tal o cual personaje). Y es su tono, magnífico, fantástico tono narrativo, el que me ha enamorado y convencido como lectora. José C. Vales ha dotado de personalidad y humor al narrador, tanto que en ocasiones me he descubierto soltando una risita de complicidad. Nunca sabré* si decía en serio ciertas cosas (sobre las señoritas, sobre ciertas nacionalidades…) pero como lo leo desde el punto de vista contemporáneo y moderno, no puedo evitar ver sarcasmos e ironía en sus comentarios. Es él, junto a la historia y los personajes del pensionado los que me han enganchado y enamorado.

* [Estos misterios se resuelven en la entrevista realizada al autor]

Para aclararlo mejor, veo "El pensionado de Neuwelke" como esa historia misteriosa que alguien te cuenta de noche, con una chimenea encendida y lámparas de gas para terminar de iluminar la estancia. Incluso me veo vestida con un traje de la época, y sentada en un sillón de orejas. No necesito empatizar con los personajes. Empatizo directamente con el narrador.

Émilie Sagée pasó a la historia de lo paranormal por desdoblarse, y la baronesa Julie Güldenstubbe fue una de las niñas que, además de contarlo, se educaban en el pensionado de Neuwelke. Pero en el libro Julie no hablará de lo que ha visto hasta bien entrada la historia, de hecho no sabremos del doppelgänger al principio, sino pasadas bastantes páginas. Como mucho, menciones poco claras de la propia Émilie a su cuñada en algunas cartas. A pesar de ello la historia engancha sobremanera. Y es curioso, porque empieza con el jardinero disertando sobre sus tulipanes y en un momento dado puedes hasta preguntarte ¿no será toda la novela así, verdad? En cambio, pasados unos minutos, te percatas de con qué sutileza te está contando la personalidad de unos de los personajes -de los que os caerán bien, ya veréis-.

Para darle más dramatismo a la historia José C. Vales introduce dos personajes que provocarán que Émilie esté siempre en la cuerda floja, en peligro: por un lado conoceremos a un repulsivo religioso que la persigue para volcar sobre ella todo su odio hacia las mujeres; por otro, será justamente una mujer quien quiera vengarse de ella por ser tan agradable, tan guapa, por llamar tanto la atención del hombre que ama… en resumidas cuentas, por celos y envidia.

Así pues, la novela es una historia de personajes, de mujeres y hombres enamorados, de enfermedades extrañas, de muertes, de miedo y persecución, de amistad y complicidad, de homenaje al romanticismo, de niñas y de adultos, de misterio, de dobles… una historia que tiene suficientes componentes para pegarte al libro si le das una oportunidad, que recrea maravillosamente el ambiente, el paisaje, las expresiones, las actitudes, los momentos… sólo por ello ya merece una nota alta.

"El pensionado de Neuwelke" está muy bien documentado, quizás por eso tenga momentos brillantes, y desde luego -teniendo en cuenta que es la primera novela del autor- os la recomiendo. Carlos Ruiz Zafón vendió como rosquillas su primera novela de adultos gracias al boca a boca -cuando le sonrió el éxito ya se ocupó el marketing de que siguiera la estela-, bien, pues yo creo que José C. Vales merece la misma suerte con su novela sobre Émilie Sagée.

Gracias por esta historia. 

Anika Lillo 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar