Anika entre libros

La hora del mar

Ficha realizada por: Anika Lillo
La hora del mar

Título: La hora del mar
Título Original: (La hora del mar, 2012)
Autor: Carlos Sisí
Editorial: Minotauro


Copyright:

© Carlos Sisí, 2012

© Editorial Planeta, S.A., 2012

Edición: 1ª Edición, Octubre 2012
ISBN: 9788445000632
Tapa: Blanda
Etiquetas: extraterrestres, catástrofes naturales, catástrofe, alienígenas, supervivencia, supervivientes, literatura española, novela, terror, invasiones
Nº de páginas: 536

Argumento:

En distintas partes del mundo, y al mismo tiempo, empiezan a salir del mar millones de seres con apariencia de cangrejo pero gigantescos. No salen a tomar el aire… salen a quedarse con la superficie. Lo que les molesta por el camino, los humanos, son víctimas de sus enormes pinzas. Comienzan las evacuaciones, las muertes brutales, las reuniones de presidentes mundiales…

Y mientras tanto unas enormes esferas azules y perfectas esperan bajo tierra.

 

Opinión:

 

Tras leer la trilogía de "Los caminantes" de Carlos Sisí, entiendo las diferencias enormes que supone "La hora del mar". La trilogía es del estilo de la de Loureiro: supervivencia pero especialmente centrada en unos personajes. El atractivo especial de Sisí para no repetir novela (en el mundo Z o pones algo especial o repites libro) fue por un lado no contarlo todo desde el inicio, y un cura muy particular que da tanto miedo como los zombis. La fórmula funcionó, porque éstas son novelas de entretenimiento, de las que hacen que te pegues a las páginas y quieras saber más. Son rápidas, ocurre de todo y se desvía lo mínimo del tema porque se centra mucho en los personajes. Cuando quieres leer algo más ligero y frenético, con novelas como éstas te lo pasas muy bien (dejo al margen a los que sólo leen cosas densas o intimistas y no disfrutan de este tipo de novelas)

Ahora llega "La hora del mar" y vemos que ha habido cambios en esa estructura. Eso es lo que hace precisamente que no vivamos igual la novela. Puedo decir que sí, que me ha gustado una vez acabada pero que no la he vivido igual ni he sentido el final con la misma intensidad que su trilogía. Aquí se pierde esa concentración en los personajes -de hecho cuando se centra en ellos (y no en todos) es cuando más me gusta- para darle una visibilidad más mundial. Por un lado los supervivientes de Málaga, por otro lado un grupo de supervivientes en Estados Unidos (también ellos, una vez llegan al hospital, se convierten en algo muy interesante, sin embargo no se centra en eso sino que hace el largo recorrido desde que los militares se enfrentan a las hordas de "cangrejos" hasta que llegan al hospital), y finalmente por otro lado la parte más oficial (gubernamental) de la historia que también se distribuye entre reuniones presidenciales, altos mandos militares -y ya nos estamos enrollando con demasiados personajes y situaciones- y el personaje de Pichou, un francés que empezará trabajando con el gobierno español y terminará en las filas de los soldados y supervivientes de Málaga. ¿Qué quiero decir con esto? Que se bifurca en exceso. Estos personajes no llegan a encontrarse todos, no existe una unión real, sólo un nexo común, y desde el primer momento sabemos que los supervivientes de EEUU no se unirán -en algún momento emocionante que nos haga suspirar- con los supervivientes de Málaga. También hace pequeñas alusiones a otras partes del mundo con la idea de darnos a conocer que por todas partes está ocurriendo lo mismo y que algunas personas comparten un sueño. Al final resulta una novela quizás un poco larga que no me ha fastidiado en absoluto leer, pero que he tenido que leer muy poquito a poco por culpa de la letra pequeña que le ha puesto la editorial Minotauro. De haberlo leído de tirón he pasado a leerlo en casi dos semanas. Demasiado tiempo para una novela que debería leerse con rapidez para vivirla más intensamente -quizás así me hubiera gustado mucho más-, pero mis ojos están primero y la letra tan pequeña es insufrible. Ninguna editorial debería maltratar tanto los ojos de sus lectores.

En cuanto a la novela en sí, a la trama, tiene elementos que me gustan mucho: el caos, la "amenaza" extraterrestre, o la amenaza que surge de los abismos, y los personajes. Entiendo incluso que haya creado una especie de ola new age de último momento porque lo que está contando sí tiene que ver con Gaia (para los neófitos: la Tierra), aunque la forma en que lo crea y soluciona me resulta extraña. Sisí ha creado una novela que utiliza el terror pero habla de la vida en el planeta y la conciencia social global, y eso está más que claro.

Yo le habría dado más valor al libro si hubiera unido a los personajes y no se hubiera bifurcado tanto con las historias, si las esferas -lo que más me interesaba a mí- hubieran aparecido más a menudo (aunque entiendo que no haya podido hacerlo porque a la mínima se resuelve todo, y quizás por eso la novela siendo más corta hubiera sido más efectiva), y si en vez de bifurcarse tanto con caminos que van a presidentes y a soldados (repitiéndose lo mismo en más de una ocasión), se hubiera centrado en su fuerte: los personajes. Aquello que les ocurre a Thadeus y Rebecca, por ejemplo (dos víctimas que quedan rezagadas) resulta inquietante, a Koldo le habría podido sacar mucho más partido (de hecho hubiera bastado con dos líneas que sugirieran qué tipo de persona era para no decirnos desde el primer momento cuál era su pasado; eso hace previsible su actuación en la novela), y también queda muy desangelado el personaje de Merardo del que seguimos sin saber nada, sólo que parece estar ahí por casualidad (tanto es así que resulta más interesante su compañero); y personalmente hubiera unido a los soldados y el hospital con los supervivientes de Málaga (o sea que no habría situado esos hechos en otro país) porque eso significaría que al final todos acabarían juntos y la victoria se viviría de una forma más intensa que viéndola por separado. Yo no me puedo sentir identificada con un marine, por ejemplo, pero sí con una malagueña que busca desesperada entre los supervivientes a sus amigos. Si toda la novela se sitúa en EEUU, vale, me adapto, pero si me dan dos países por inercia me identifico con el mío. Qué grande hubiera sido que ambos casos hubieran ocurrido en la misma ciudad. Me imagino un final mucho más emocionante.

Por cierto, un detalle sobre los nombres … lo más llamativo, para mí, ha sido leer el nombre de Gallardón como Gayardón (todos sabemos que si habla de Madrid y su túnel habla de Gallardón), o ver cómo a Pichou le cambiaban el nombre por Richov (pag. 509).

En todo caso y como es habitual en mí, me alegro de haber leído a Sisí y seguiré haciéndolo, pero le agradezco también que -como suele decirnos honestamente en redes sociales- tome nota cuando le contamos estos detalles. 

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar