Anika entre libros

Auto de los condenados

Ficha realizada por: Carol Inabé Barba
Auto de los condenados

Título: Auto de los condenados
Título Original: (Auto dos danados, 1985)
Autor: Antonio Lobo Antunes
Editorial: Debolsillo
Colección: Contemporánea


Copyright:

© António Lobo Antunes, 1985

© Random House Mondadori, 2012

Traducción: Mario Merlino
Edición: 1ª Edición, Noviembre 2012
ISBN: 9788499898599
Tapa: Blanda, bolsillo
Etiquetas: familia, exilio, historia de Portugal, Portugal, narrativa, literatura portuguesa, novela, revolución portuguesa
Nº de páginas: 269

Argumento:

En un largo viene y va, António Lobo Antunes nos cuenta una historia difusa, trenzada, caleidoscópica, de familias y dramas internos, intensos.

La muerte de Diogo, el terrateniente y cabeza de familia, se desgranará un sinfín de historias menores que se van imbricando unas a otras, en orden y caos, antes y después de la partida del anciano, en plena revolución portuguesa de 1975, y tras el exilio en España.

Parpadeos densos a la manera de un Auto sacramental, voces que como en un telar amplio y de espesa lana, nos va tirando de los hilos, relatando recuerdos hasta perdernos no en las ramas, sino en un bosque entero de nostalgias.

 

 

Opinión:

 

Es para una lectura de largo aliento, no por la extensión en páginas, sino en la forma en que está desarrollada, párrafos larguísimos, que no parecen acabar, lo que hace que  tengamos que ir y volver, en oleadas, desde el punto en que nos distrajo el pensamiento, para otra vez hundirnos en este mar de palabras.

Construida a modo de un Auto Sacramental, es un coro de voces que nos envuelve en una vorágine de recuerdos, todo es más importante que la propia muerte del patriarca, aunque es el nexo entre el presente, el pasado y el futuro, las voces van y vuelven, todo el tiempo, enmadejando y desmadejando la maraña de nostalgias contenidas.

Los personajes -los condenados-, sucumben ante la marea conceptual del autor, oleadas de frases que caracolean mansamente, otras furibundas, de tal manera de que nos difuminan algunos, para darle más fuerza a otros, con nombres o sin ellos -Nuno, Ana, Diogo, la cuñada, la mongoloide, el tío, entre otros-, son fragmentos de una visión caleidoscópica del mundo, de este mundo latifundista que se desmorona, que se quiebra, que se fragmenta tras la revolución de 1975. El exilio invita a mirar hacia atrás con morriña, con dulzura, con rabia o voracidad, según las voces que nos cuentan esta historia de condenados.

Un libro complejo, pero sin duda alguna, deleitoso de leer, con meandros donde distraer la mirada, colorido y susurrante, pleno de historias, que enredan en su ir y venir, pero luego se desgranan delante de tus ojos, como un collar de cuentas, donde cada personaje tiene su espacio y su tiempo, lo que hace que la novela se vuelva atractiva, sugerente, intensa. Como la vida misma.

Para leer sin descansos, atentos al camino, porque la ruta es intensa, a veces difícil, pero nunca exenta de poesía, de principio a fin.

Carol Inabé Barba

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar