Anika entre libros

Máscaras femeninas

Ficha realizada por: Selin
Máscaras femeninas

Título: Máscaras femeninas
Título Original: (Onna-men, 1958)
Autor: Fumiko Enchi
Editorial: Alianza
Colección: Alianza Literaria


Copyright:

© The Heirs of Fumiko Enchi, 1958

© Alianza Editorial, 2012

Traducción: Jordi Fibla Feito
Edición: 1ª Edición, Septiembre 2012
ISBN: 9788420608839
Tapa: Blanda
Etiquetas: clásicos, manipulación, espíritus, mujeres, psicología, literatura japonesa, novela, novela corta
Nº de páginas: 186

Argumento:

Mieko y su nuera Yasuko viven, y también sufren, juntas su soledad. Ambas son viudas, pues Akio, el hijo de Mieko y esposo de Yasuko, ha fallecido recientemente.

La joven es pretendida por dos hombres, amigos entre sí y que rivalizan en cortejarla: Ibuki, que está casado, y Mikame, soltero.

Esa circunstancia es aprovechada por la madre viuda, Mieko, para manipularlos a todos con el objetivo de conseguir un objetivo trascendente en la vida de las dos mujeres.

 

Opinión:

 

La atmósfera de esta novela de Fumiko Enchi, seudónimo de Fumi Ueda, nos transporta a una etapa indefinida, dada la ausencia de referencias históricas claras, del Japón de mediados del siglo XX. Al no aparecer personajes reconocibles desde nuestra óptica occidental, no tenemos otra opción que el comportamiento general de los personajes y sus circunstancias, que los sitúan en una época contemporánea.

El título, "Máscaras femeninas", hace referencia a las que se utilizan en un tipo de teatro tradicional, Noh, basado en hechos remotos o sobrenaturales. Es esta última temática la que relaciona, de una u otra forma, a los protagonistas en torno a un estudio, que se nos muestra inacabado, sobre ciertos espíritus que tienen capacidad de tomar posesión de alguna persona viva y manejarla según su conveniencia.

Pero no es sólo eso. Además ocurre que por momentos se siente como eso mismo ocurre entre la mayoría de los protagonistas, que se ven arrastrados a actuar y relacionarse de tal manera que se llegan a sentir como marionetas, que representan un papel y que han dejado de ser ellos mismos.

Tal vez en un intento de clarificar la trama, Fumiko Enchi recurre a que esos personajes identifiquen en varias ocasiones a la madre viuda Mieko como quien les está dirigiendo, sin que aún así puedan sustraerse a su influjo, apresados en una sutil y delicada red.

A medida que avanzaba en la lectura, veía como el escenario de la novela se convertía en un ambiente propio del teatro. La interacción entre los personajes es directa y el espacio se muestra íntimo y recogido, cerrado al exterior, manifestándose como un decorado que sencillamente dé un poco de color y de profundidad visual, mientras los personajes siguen su guión vital. 

Es una novela que tanto satisfará a los lectores interesados en la cultura japonesa, como a quienes quieran contemplar los entresijos del alma humana y su capacidad de sobreponerse a la adversidad. 

Selin

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar