Anika entre libros

Misión Olvido

Ficha realizada por: Gemma Nieto
Misión Olvido

Título: Misión Olvido
Título Original: (Misión Olvido, 2012)
Autor: María Dueñas
Editorial: Temas de Hoy
Colección: TH Novela


Copyright:

© María Dueñas, 2012

© Ediciones Planeta Madrid S.A., 2012

Edición: 1ª Edición, Septiembre 2012
ISBN: 9788499981789
Tapa: Dura
Etiquetas: España, contemporánea, literatura española, novela de personajes, California
Nº de páginas: 511

Argumento:

A Blanca Perea, ya pasados los cuarenta, le abandona su marido por una joven abogada a la que ha dejado embarazada; y ella, para huir del dolor y alejarse de todo decide aceptar una beca en EEUU. Allí tendrá que desentrañar el legado del profesor Fontana, un hombre extraordinario con una vida repleta de claroscuros; conocerá a uno de sus alumnos preferidos, Daniel Carter; y sentirá de nuevo la amistad.

"Misión Olvido" es una novela de encuentros y desencuentros y de vidas rotas; de personajes que han superado sus penas, de otros que nunca lo harán y de una protagonista que está en el camino para conseguirlo. 

 

Opinión:

 

Tengo la suerte, que no el orgullo, de no haber podido leer todavía "El tiempo entre costuras". Llevo peleándome con mi conciencia un par de años para encontrar una tarde tranquila y poder devorar la primera novela de María Dueñas, la que ha vendido millones.

Y digo que tengo "suerte" porque todos sabemos que las comparaciones son odiosas, especialmente cuando tu primera obra ha sido un enorme éxito de público y crítica; pero las personas no podemos evitar, precisamente, realizar esas comparaciones. Por fortuna, no puedo caer en ese común error.

De tal modo, que afronto la reseña de "Misión Olvido" con la mente limpia.

Desconozco todo sobre "El tiempo entre costuras", pero he de afirmar que en esta su segunda novela, la autora lleva a cabo un gran despliegue de vocabulario, lo que me hace pensar que domina el arte de las letras como nadie. La obra está escrita con un estilo sencillo pero trabajado que alcanza gran calidad.

Ya en su primera frase utiliza uno de los recursos más manidos de los bestsellers de ficción, el uso de una primera frase que atraiga al lector y le produzca intriga para continuar la lectura ("A veces la vida se nos cae a los pies con el peso y el frío de una bola de plomo"). Le sigue una pequeña descripción para situarle físicamente, y vuelta a incidir en la "frase intriga"; retorna a la descripción de la situación y, finalmente, comienza la narración sin dejar un segundo de lamentarse por lo que le ha pasado a la protagonista. En realidad, escuchamos la voz de Blanca Perea, la protagonista, que nos cuenta su historia en primera persona como forma, quizá, de estar más cerca del lector. Algo que, por supuesto, consigue; aunque sus puntos débiles son los pedazos de crónicas en los que la autora nos relata las vidas de dos de sus personajes más importantes: el profesor Fontana y Daniel Carter, ya que para ello se ve obligada a utilizar la tercera persona.

No reniego de los "experimentos literarios"; pero, desde luego, no en una novela de masas con una historia sencilla que pretende abarcar a un público amplio. Los cambios de narrador confunden y ralentizan la comprensión, y para cuando el lector percibe lo que ha sucedido, hasta se enfada porque le han sacado de una historia para meterle en otra que parece contada por una persona diferente. Desubicación, solo eso. Nada más y nada menos

No puedo poner en duda su alta calidad literaria ni el tratamiento de sus personajes, a los que el lector puede ver en todo su despliegue literario. "Chapeau", para quitarse el sombrero. Los problemas llegan cuando esos personajes tan bien presentados, y que tan maravillosamente evolucionan, no significan mucho para el lector. Ellos son interesantes para sí mismos, pero para nadie más. Sus vidas no consiguen tocar almas.

Quizá, y digo solo quizá, el problema haya estribado en que la autora no ha sabido decirle al lector qué era lo importante. Si pretendía que nos alegráramos con el descubrimiento de la misión Olvido y se nos saltasen las lágrimas con el padre Altimira, tenía que habernos hablado más de él y de su misión y menos de Fontana y de Daniel Carter. Para querer a Daniel nos sobraba con lo que de él va intuyendo la protagonista y el profesor Fontana, aún siendo el motivo que pone en marcha la trama de la novela, no tiene porqué ser su punto central. Que de hecho, no lo es.

Ha sucedido algo que ha roto esta novela. Es posible que sea la forma de contarla, el punto de visto elegido... lo cierto es que la obra es buena y está escrita con un elevado nivel; además, el lector se siente cómodo leyendo las palabras de María Dueñas... pero sus emociones no le llegan. 

Gemma Nieto

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar