Anika entre libros

1936Z. La Guerra Civil zombi

Ficha realizada por: Anika Lillo
1936Z. La Guerra Civil zombi

Título: 1936Z. La Guerra Civil zombi
Título Original: (1936Z. La guerra civil zombi, 2012)
Autor: Javier Cosnava
Editorial: Suma de Letras
Colección: Conspicua


Copyright:

© Javier Cosnava, 2012

© Santillana Ediciones Generales, S.L., 2012

Ilustración cubierta: Lidia Toga

Edición: 1ª Edición, Noviembre 2012
ISBN: 9788483653623
Tapa: Blanda
Etiquetas: franquismo, época franquista, ficción histórica, homenaje, guiños, novela, vudú, zombis
Nº de páginas: 490

Argumento:

1936. España. Republicanos y tropas africanas franquistas están luchando. El barón Lacroix lleva treinta años esperando ese momento, pero no es el único. El barón Samedi está en su misma situación. Ambos son loas del vudú y ha llegado el momento de que todos esos españoles sean utilizados para rematar su plan. Hombres, zombis, esclavos… Son lo mismo y son sus víctimas. Lacroix y Samedi tienen un propósito: ya tienen sus almas, se han pasado años captándolas, y ahora sólo tienen que poner en marcha su plan. Están hartos y deseando acabar con sus amos. Después de todo, ellos también son víctimas.

 

Opinión:

 

He leído ya unos cuantos libros de zombis. Unos me han gustado bastante más que otros, pero con todos he disfrutado (de hecho tengo mis favoritos, como todo el mundo). "1936Z. La guerra civil zombi" no se parece en nada a los otros libros leídos del mismo género. Supongo que era algo de esperar, y es que Javier Cosnava es un autor atípico, algo que ya supe cuando leí su primera novela ("De los demonios de la mente") y que confirmó la siguiente ("Diario de una adolescente del futuro"). Yo sabía que estaba escribiendo esta historia porque me lo dijo él con estas palabras: "alguien tenía que ocuparse de la guerra civil española". Y cuando Cosnava se propone algo…

Lo que no esperaba era la forma y la excusa. Ambas cosas me han sorprendido -reconozco que a pesar de conocer sus novelas, sorprenderme es algo que siempre consigue-. La forma, en cierto sentido, sí esperaba que me sorprendiera aunque su estética narrativa no era la que esperaba (de ahí la sorpresa). Puedo decir que me ha gustado.

La excusa no me ha convencido tanto, lo reconozco, pero ha sido original. Valoro su trabajo, su literatura, esa forma de narrar donde no quiere olvidarse de que es importante saber escribir, no sólo contar una historia, pero la excusa a la que me refería -algo que a muchos quizás sí les convenza- a  mí me ha chocado. Dos bandos antagónicos llegan a España para crear una guerra civil. ¿Por qué? Uno tiene un motivo. Me gustan las historias abiertas, retorcidas, y me encantan las novelas en las que se lee entre líneas pero aunque uno tenía un propósito, que el otro (una mujer, Teresa) prácticamente le "huela" y le localice, y se convierta en su bloque enemigo, me parece un poco flojo. Digamos que la forma en que se busca la finalidad no me ha convencido. Ojo, es una forma de vista inteligente, pero a mí no me ha fascinado.

Centrándome en la historia, debo reconocer que es un libro especial. Utiliza al verdadero zombi -no el de ficción, sino el del vudú haitiano- tomándose unas pocas licencias y siendo bastante fiel al polvo zombi y a la religión vudú, pero ocupándose de la parte negativa (mucha gente desconoce que tiene una parte positiva porque se habla más de la otra).

La novela tiene cosas muy interesantes, como la introducción de personajes históricos (algunos tienen más protagonismo y otros menos) como Francisco Franco, la Pasionaria, Durruti o Primo de Rivera y su hermana Pilar. Y también una lectura, ésta muy propia de Cosnava, que es lo que más me atrae de la historia: cualquiera que luche ciegamente por una bandera o un líder y asesine a sus vecinos, amigos o familiares con esa excusa, es un zombi. Un esclavo de otros, alguien sin razonamiento que obedece órdenes. Eso es lo que me gusta de Cosnava, el sentido que le da a sus historias.

Mis partes favoritas la protagonizan un Franco pequeño, y la que protagoniza Esperanza Gutiérrez del Castillo, que sueña con pilotar un avión; hija del aviador falangista Matías Gutiérrez del Castillo, que descubre el mundo de la brujería y el vudú en su propia casa. Al fin y al cabo, una mujer que quiere ser respetada como ser humano y que sólo puede ser lo que quieren los hombres y el estado -una mujer florero dedicada a sus labores, a su marido y a la crianza de sus hijos- bajo los efectos del polvo zombi. Toda una crítica que aplaudo.

Por cierto, atención al barón Lacroix, a su nombre original (Ambrose Farquhar) y a cierto autor llamado Ambrose que utilizó el nombre de Farquhar en una de sus historias de terror (Un suceso en el puente sobre el Río Owl). Si es que Cosnava es mucho Cosnava. Y Bierce, mucho Bierce. Creo que de sus guiños, éste va a ser siempre el mejor. 

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar