Anika entre libros

Martyrium

Ficha realizada por: Anika Lillo
Martyrium

Título: Martyrium
Título Original: (Martyrium, 2013)
Autores: Nieves Abarca, Vicente Garrido
Editorial: Versátil
Colección: Off Versátil Thriller


Copyright:

© Vicente Garrido Genovés y Nieves Abarca Corral, 2013

© Ediciones Versátil, S.L., 2013

Edición: 1ª Edición, Mayo 2013
ISBN: 9788492929887
Tapa: Blanda
Etiquetas: corrupción, arte, psicópatas, criminología, asesinos en serie, género negro, investigación, esclavitud, trata de blancas, literatura española, novela, prostitución, sadomasoquismo, sagas, thriller, tortura
Nº de páginas: 508

Argumento:

Mendiluce está en la cárcel a espera de juicio y para salir está dispuesto a todo, así que mediante sus contactos la hija de una de las juezas es secuestrada en Roma. Sabe que el chantaje hará que su voto esté a su favor. La jueza, Rebeca de Palacios, es amiga de Valentina Negro, de modo que le pide ayuda para liberar a Marta de Palacios, la hija.

Por otro lado Lúa Castro quiere ir a Roma a investigar a "Il Mostro", sobrenombre que le dan a un asesino que actúa con cierto parecido intrigante a "El Artista". Antes de hacerlo habla con Javier Sanjuán y tras enseñarle unas imágenes consigue llevárselo con él. 

En Roma Valentina se dedicará a buscar a Marta mientras Javier intentará crear un perfil criminológico del asesino romano, pero no se verán… al menos al principio.

 

Opinión:

 

Como en "Crímenes exquisitos", la primera parte, "Martyrium" está llena, llenita de peligros, tantos que nos sorprende que esta vez Nieves Abarca y Vicente Garrido hayan sido capaces de acabar sus tramas -que como siempre son varias- en quinientas páginas y no hayan cedido a la tentación de llegar otra vez a las ochocientas. Porque daba para ello.

En "Martyrium" reconocemos a casi todos los personajes, por lo que no necesita presentárnoslos: Mendiluce, Valentina, Javier Sanjuán, Bodelón y Velasco, Lúa Castro y Jordi, y su jefe. Como nuevo personaje tendremos a la nueva abogada de Mendiluce que es una versión más agresiva aún que Raquel, y la víctima, la jueza Rebeca de Palacios. En Roma debemos hacer un primer esfuerzo para ir conociendo a los nuevos, y digo esfuerzo porque esta vez sí aparecen unos cuantos y muy seguidos. La parte positiva es que no han necesitado insistir mucho en sus personajes porque la trama nos ayuda a situarlos y finalmente saber quién es quién y con quién trabajaba cada uno.

Valentina se dedica a buscar a Marta de Palacios de modo que en esta trama conoceremos a la joven secuestrada, a su secuestrador (un peligrosísimo tipo llamado Patrick Doyle), al chico que salía con Marta, Enzo, y que tiene buena parte de protagonismo en la historia, algunos otros secundarios y al policía que trabaja con ella.

Debido a Marta conoceremos también una segunda trama, porque antes de que Patrick Doyle la secuestre, le habrá secuestrado otro personaje, una mujer india llamada Rajiva que nos pondrá los pelos de punta por lo perversa que es. Con ella relacionaremos a Valentina, Doyle, Marta y un policía, el vicecapo que ayudará a Valentina.

Y la tercera trama nos la ofrece la investigación de Lúa y Sanjuán. Ella mediante su instinto periodístico, y él mediante su perfil criminológico donde descubre que no hay un asesino, si no dos. Tranquilos, esto lo sabemos desde las primeras páginas. La novela empieza con el asesinato de una joven novicia a manos de un cura, y luego nos lleva a la intimidad de alguien que ya conocemos: el Artista. Sólo Sanjuán y Lúa no saben que es él, pero lo sospechan.

De nuevo viviremos un encontronazo con él, pero los maltratos, la tortura, los asesinatos, la locura, la perversión, la trata de blancas, los secuestros... todo aquello que tratan en esta novela están repartidos en las quinientas páginas haciendo que nos enganchemos con facilidad a ella, de modo que cógete unas tardes y dedícalas a "Martyrium" porque te costará soltarlo (aunque siendo tan duro quizás alguno que otro deba soltarlo un rato, porque de nuevo nos enfrentamos a escenas muy duras que quitan el aliento)

En la reseña de "Crímenes exquisitos" remarqué algunos fallos, y en "Martyrium" debo decir que el más llamativo ya no aparece, lo cual me resulta muy satisfactorio como lectora. En el que sí se insiste es en poner unas cuantas páginas en presente cuando no existe ningún motivo para hacerlo dado que toda la novela está en tercera persona y en pasado, por eso insisto en ello, porque no le dan un sentido especial a la historia, no es algo continuo, sólo unas cuantas páginas, y no sólo no lo necesita si no que rompe la armonía de una prosa y un estilo muy correcto.

Y cómo no… si habéis disfrutado con el primer volumen en este volveréis a hacerlo y, también, volveréis a descubrir que tendremos un tercero sin lugar a dudas. Apostemos por él, porque la historia no puede ni debe quedar así. ¿Cómo? Ya veréis, queridos… aparece un nuevo personaje al final de "Martyrium" de lo más escalofriante y perverso. 

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar