Anika entre libros

Hasta siempre, Vicente Calderón

Ficha realizada por: Jorge Riet
Hasta siempre, Vicente Calderón

Título: Hasta siempre, Vicente Calderón
Título Original: (Hasta siempre, Vicente Calderón, 2017)
Autor: Patricia Cazón
Editorial: Plaza & Janés


Copyright:

© 2017, Patricia Cazón Trapote

© 2017, Club Atlético de Madrid

© 2017, Penguin Random House Grupo Editorial S.A.U.

© 2017, Joaquín Rodríguez, por las ilustraciones

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2017
ISBN: 9788401019821
Tapa: Dura
Etiquetas: deporte, ensayo, fútbol, libros ilustrados, Madrid, Atlético de Madrid, Vicente Calderón
Nº de páginas: 225

Argumento:

"Hasta siempre Vicente Calderón", de Patricia Cazón es una crónica de los más de cincuenta años de existencia del campo de fútbol del Atlético de Madrid, que arranca con las dificultades de su construcción, las proezas deportivas y humanas vividas entre sus muros, los recuerdos de protagonistas directos o indirectos de su existencia estas décadas, junto con referencias a partidos memorables a través de jugadores ya míticos de este carismático equipo.

 

Opinión:

 

Patricia Cazón acierta en el enfoque de este libro, porque a su indudable calidad como narradora le une una magnífica combinación de historias humanas, gestas deportivas y datos históricos. Y además consigue transmitir ese aire especial de este equipo dotado de una personalidad bastante singular en el mundo del deporte, eso que algunos incluso se atreven a entender como una manera diferente de ser.

Ante el reto de expresar ese vínculo entre un estadio ya agotado en sus posibilidades y recursos de acuerdo con las exigencias que el espectáculo del fútbol de primer nivel hoy exige, con una afición dotada de unos valores infatigables a pesar de los irregulares resultados deportivos en su historia como club deportivo, esta autora culmina su objetivo con indudable éxito.

Aunque no guste el fútbol, este libro es especialmente interesante porque exhibe varias enseñanzas de las que se puede obtener interesantes aprendizajes. Por un lado, cómo un colectivo de miles de personas, generación tras generación, forman parte de una cultura colectiva que se retroalimenta y construye de manera bastante autónoma sin control de nadie. Además, cómo esa cultura colectiva, esa identidad que conforma y define una determinada comunidad abierta, se vive todo el tiempo y en cualquier lugar, aunque concentre su fuente de energía en las pocas horas que dura un partido en los limitados confines de su estadio de fútbol, o en la distancia que permite un dispositivo electrónico con el que seguir el evento deportivo del momento. Finalmente, la veneración que esa comunidad profesa a un campo de fútbol que le hace transformarse en un templo laico, en el que adorar a las divinidades terrestres que procuran felicidad e incluso, por qué no, éxtasis, en esos momentos épicos que la diosa fortuna y sobre todo el buen fútbol procuran de vez en cuando. Ese templo laico al que también se llevan las pesadumbres, los problemas, la expectativa de distracción y felicidad, la familia, los amigos, el deseo de compartir, para embargar el tiempo en un lapso en el que no hay margen para otra cosa que no sea fútbol.

Ese campo de fútbol en el que los jugadores no tocan la pelota más de dos minutos por barba, pero que bastan para ser glorificados o castigados al más cruel de los ostracismos. Ese espacio único cargadísimo de ecos, de sonidos, de silencios, de colores, de contrastes, de miles de miradas, de voces ardientes, de corazones que se detienen durante esos segundos en los que se congela el tiempo en jugadas que escriben páginas de historia y pueden cambiar el destino del equipo. De ese estadio ya histórico para una de las mejores aficiones del mundo del fútbol.

Un libro, que a diferencia de otros similares, está muy bien estructurado para no aburrir al lector, combinando pasajes históricos, relatos contados por estrellas del equipo, con historias humanas de personas anónimas que también son parte imprescindible de este apasionante recuerdo. Un libro ameno, agradable, interesante, y sobre todo imprescindible para todos los que profesamos esa extraña fe en este equipo capaz de ofrecer los mejores y los peores momentos, pero que siempre nos encuentra leales a una identidad que permite distanciarse de esa cargante preeminencia binaria que protagoniza nuestro fútbol desde hace décadas. Un libro para gozar, para releer periódicamente, para afirmarse en una afición, para compartir en familia, para asociar un momento de la vida con determinado jugador o con una equipación que aguanta mal el paso del tiempo por el vértigo de las modas y la tecnología de la ropa deportiva, para reencontrarse en los momentos difíciles a pesar de las estadísticas, para guardar como recuerdo de una época que a muchos ya les representa gran parte de su vida.

Jorge Riet

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura