Anika entre libros

Entrevista a Gonzalo Giner por "Las ventanas del cielo"

"Para las culturas musulmanas, y especialmente la beduina, el halcón es mucho más que un animal; se trata de una especie sagrada para el Islam. Sin olvidar que se trata de uno de los pocos animales capaces de sobrevivir en un ambiente tan hostil como el desierto"

Carol Inabé Barba, septiembre 2017 / Fotos: autor

 

Gonzalo Giner es un autor muy conocido por introducir animales entre sus personajes principales; no son un "atrezzo", no están ahí para figurar, son parte importante de la trama y esenciales para el protagonista de cada una de sus obras. Es lo que tiene ser veterinario y escritor.

Publicó por primera vez en 2005 "La cuarta alianza", pero en 2008 acarició el éxito definitivo con "El sanador de caballos". En el 2014 consiguió otro gran éxito con "Pacto de lealtad". Sus obras se leen con deleite, porque están llenas de emociones... como la misma vida. En "Las ventanas del cielo" (Planeta, 2017), es Aylal, una hembra de halcón gerifalte, quien acompañará en sus andanzas a Hugo de Covarrubias. Esta es la entrevista que le hicimos por esta nueva novela. Disfrutadla.

 

ENTREVISTA

 

Cada una de sus novelas tiene una sólida base histórica, pero ¿cuánto tiempo transcurre entre esta idea inicial, la búsqueda de bibliografía  y estructurar una novela con tantos escenarios y en un espacio de tiempo extenso?

Después de superar la parte más determinante de cada novela que sin duda alguna consiste en descubrir esa idea inicial que lo Gonzalo -giner -portadadesencadena todo, para el recorrido bibliográfico y documental empleo no menos de seis meses. Entre medias se van esquematizando las tramas, los escenarios y los diferentes personajes que van ganando su espacio según tangan una mayor o menor participación en el argumento principal.

 

Usted hace una óptima mixtura entre lo real y lo imaginario, sin embargo, ¿dónde se separa ficción de la realidad al poner sus ideas en papel? ¿Cómo descarta ideas o personajes, da relevancia a otros y configura el escenario definitivo?

Como por mi trabajo poseo una formación más científica que la propia de una carrera de letras vivo de los esquemas que voy construyendo antes de ponerme a escribir. En ellos es donde separo de antemano la ficción de la realidad. Necesito los hechos históricos para enmarcar a mis personajes, para levantar sus vidas al lado de otras que previamente han sido reflejadas en ensayos, sin olvidar que al lector le interesa sobre todo las historias humanas de los protagonistas de cada relato. Solo cuando tengo claro dónde, cómo, y quiénes van a soportar el verdadero peso de la narración empiezo a darles vida.   

 

En sus obras suele introducir un personaje animal que tiene gran relevancia en el desarrollo de la trama, en este caso, ¿por qué eligió a Aylal, un halcón gerifalte, como compañera de camino de Hugo de Covarrubias? ¿Hay una relación entre "El lenguaje de los pájaros" de Farid Ud-Din Attar y el sufismo para elegirla?

Gonzalo -giner2La presencia de Aylal se justificó al encuadrar una parte del camino vital de Hugo en el desierto. Para las culturas musulmanas, y especialmente la beduina, el halcón es mucho más que un animal; se trata de una especie sagrada para el Islam. Sin olvidar que se trata de uno de los pocos animales capaces de sobrevivir en un ambiente tan hostil como el desierto, es el rey de los cielos, del aire, de ese mismo medio que las vidrieras necesitan para trasladar la belleza al interior de los templos. Un ser cuyas simbologías me abrían un montón de posibilidades.

 

Sus personajes tienen alma, personalidad, se les puede imaginar perfectamente ¿Qué otras fuentes utilizó, aparte de la bibliografía que aparece al final de la novela, para darle forma a sus personajes?

Mi condición de veterinario de campo me traslada a diario al mundo rural, a una realidad rica en personajes que sufren, casi siempre condicionados por las frecuentes frustraciones que padecen, llenos de incertidumbres y a la vez expertos en sacrificios. Pero es también en ellos donde veo sus sorprendentes capacidades de superación. Me brindan la inspiración necesaria para construir a mis personajes de ficción. Sus almas y personalidades son tan reales que quizá por eso sea más fácil empatizar con ellos.

 

Una pregunta muy típica, ¿cuál fue el personaje que le costó más construir y cuál menos? ¿Qué ideas llevaba para crearlos y cuáles han sido los más rebeldes en seguir la trama?

Sin duda Berenguela ha sido el personaje que más me ha costado conducir a lo largo de la trama. He tenido dificultad para medir sus repuestas, evitar que reaccionara hacia donde no estaba previsto, sopesar bien sus decisiones y hacer creíble su actitud cuando se ha de enfrentar a una realidad vital bastante frustrante.

 

Un largo camino es el que recorre Hugo de Covarrubias hasta encontrarse a sí mismo, aunque lo explica al final de la novela, ¿cómo descubre usted, como autor, toda la mística inserta en este camino de aprendizaje?

Considero que nuestras vidas, al igual que la de Hugo, se van construyendo como lo hace una vidriera; con la unión de varios fragmentos que se van emplomando entre sí. Algunos los ponemos nosotros mismos, pero hay otros que los aportan esas personas especiales con las que nos cruzamos a lo largo de la vida. Necesitamos tener una cierta disposición para captar sus influencias y mantener los ojos muy abiertos.

 

Gonzalo -giner3

 

Los diversos escenarios que recorren los personajes van de un continente a otro, ¿usó alguna fuente de la época -mapas, libros de viaje, diarios-, para ponerse al corriente y crear un contexto adecuado?

Primero pinté en un papel un círculo que recogía los diferentes escenarios para después enfrascarme en una larga búsqueda de crónicas que recogieran detalles sobre cada uno de esos lugares, de relatos que me permitieran ambientarme primero a mí para que después el lector pudiera entrar en ellos sin tener dudas sobre su veracidad.

 

En cuanto al tema de las vidrieras, hace usted un largo recorrido investigando técnicas, materiales y artistas reales que contribuyeron en este arte tan sublime, ¿cómo combinó ficción y realidad para darle verosimilitud a esta parte tan importante de la trama?

Si hubo una cosa que me llamó la atención cuando empecé a interesarme por el arte de las vidrieras fue precisamente la insólita falta de nombres o referencias. No nos costaría confeccionar una lista de pintores, escultores o músicos históricos, pero ¿seríamos capaces de aportar un solo nombre que fuera un maestro vidriero? Como la respuesta más generalizada sería que no, por eso quise añadir a la trama artistas que existieron; quizá para compensar ese injustificable olvido histórico.

 

Seguramente ha visitado más de una catedral y sus vidrieras, ¿cuál ha sido la que más impresiones dejó en su corazón, la que más lo inspiró?

Mi primera visita a La Sainte Chapelle de París me dejó una enorme impronta; tan grande que fue el embrión que me llevó Gonzalo -giner4muchos años después a pensar en esta novela. Pero también el increíble conjunto de vidrieras que posee la catedral de León, a la que he acudido muchas veces, también mientras escribía "Las ventanas del cielo". Necesitaba verlas, vivirlas y admirarlas, sentir el embrujo que producen para poder trasladarlo a letras y palabras. 

 

Sus novelas tienen el encanto de lo cotidiano y de las costumbres sociales, políticas y económicas; en este sentido, ¿cómo favorece su conocimiento de la época en la que usted se inserta al escribir para descartar prejuicios, racionamientos contemporáneos y no extrapolar ideas del siglo XXI en un mundo medieval?

Me tocas un punto delicado. Me explico. Es muy complicado meterte en el siglo XV sin arrastrar la visión que hoy tenemos sobre las relaciones humanas o los problemas personales. La verdad es que a pesar de que intento ser bastante estricto, me parece más importante que el lector se sienta cómodo con lo que lee antes que limitarlo a un corsé histórico. Por eso, a veces me permito ciertas licencias dado que escribo novelas y no ensayos.

 

Por último, si tuviera la oportunidad de mirar atrás y rehacer esta novela, ¿qué cambiaría?, ¿qué puliría o descartaría?, ¿daría más énfasis a algún personaje o parte de la historia?

¿Te digo la verdad? Creo que no debo mirar hacia atrás porque cambiaría muchas cosas, y no tanto porque no me gusten, sino por mi insaciable deseo de mejorarlas…

 

¡Muchas gracias!

 

+ Gonzalo Giner

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentarios de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura