Anika entre libros

Calle del Carmen, 21

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
Calle del Carmen, 21

Título: Calle del Carmen, 21
Título Original: (Calle del Carmen, 21, 2017)
Autor: Carmen Cuevas
Editorial: Adaliz Ediciones


Copyright:

© Carmen Luisa Cuevas, 2017

© Adaliz ediciones, 2017

El libro físico puede comprarse en http://adaliz-ediciones.com/home/25-calle-del-carmen-21.html

Edición: 1ª Edición: Abril 2017
ISBN: 9788490717004
Tapa: E-book
Etiquetas: mafia, asesinatos, policiaca, novela, relaciones sociales, pobreza, sexo, hambre, barrios, miseria, usura, clubs, lujo, investigación criminal, bingo
Nº de páginas: 266

Argumento:

Aquel verano especialmente caluroso, el comisario Cabarga estaba de vacaciones con su esposa y su hija en una población costera, dispuesto a dedicarles atención y poner orden en una convivencia matrimonial y familiar muy deteriorada.

El inspector Rodríguez, por su parte, residente en esa misma ciudad, tenía previsto abandonarla aquel fin de semana con objeto de hacer una escapada romántica con su pareja y salvar así la relación tambaleante que anunciaba un desastre. 

Las intenciones de ambos policías, no obstante, iban a truncarse de raíz...

Aparece un cadáver en el último piso de un inmueble antiguo y degradado del barrio de pescadores y el escenario es muy particular: Nadie echó en falta al muerto hasta que el olor resultó insoportable, y la habitación en que se produjo el óbito puso de manifiesto que allí no se había producido una muerte natural sino un crimen, dejando sobre el lecho los restos de un sujeto obeso vestido de forma grotesca y con evidentes signos de haber practicado sexo. De forma incomprensible, sin embargo, se halló junto al fallecido, y totalmente a la vista, una importante cantidad de billetes de curso legal.

 

Opinión:

 

"Calle del Carmen, 21" es una de las historias policiales que más me han gustado y dice mucho del buen hacer de C. L. Cuevas. La intriga está servida desde la primera página, se mantiene el suspense hoja tras hoja y el inverosímil escenario del crimen obliga al lector a no apartar la vista del libro.

Pero hay más, mucho más... Y es que la novela recoge aspectos diversos de la sociedad e incluye escenas muy intimistas que describen perfectamente la naturaleza humana:

El comisario Cabarga, que estaba de vacaciones y es adicto al trabajo, no "puede" ignorar la petición directa de Interior para que eche una mano a su colega Herrera en la comisaría de la pequeña ciudad y se ponga al frente de la investigación criminal; cosa que, por supuesto, molesta al último y a todo su equipo. El inspector Rodríguez, por su parte, convertido en compañero de Cabarga por imposición y fastidiado al tener que aparcar su escapada romántica, también se pone de uñas ante ese jefazo de alto copete llegado de Madrid. Convertidos ambos policías en protagonistas de las pesquisas, se verán obligados a soportarse, no obstante, y a coordinarse cuando ambos han visto sus planes truncados, se sienten molestos y tienen muy presente que sus respectivas relaciones de pareja penden de un hilo. 

Las diferencias y rencillas entre distintos cuerpos policiales o las intromisiones en una comisaría de sujetos foráneos, aunque sean de mayor rango, se ponen de manifiesto de forma importante; el orgullo y los egos de unos y otros dominan bastantes situaciones.

Por otro lado, C. L. Cuevas deja sobre el papel esos escenarios sórdidos que existen en todas las ciudades: barriadas antiguas y pobres donde la gente subsiste como puede pero en las que los vecinos se conocen, con "puntos y comas" o mediante simples chismorreos que forman parte, no obstante, de su idiosincrasia y ofrecen escasa intimidad.

Las mafias que gobiernan determinados antros de lujo y sexo fácil pero caro, usureros, la servidumbre que impone el hambre o el miedo... Esos y otros escenarios que coexisten en nuestra sociedad se van desgranando de forma sutil y efectiva, formando parte, también, de la trama de "Calle del Carmen, 21".

Los protagonistas y personajes secundarios me han parecido muy bien construidos. La prosa es sencilla, asequible, y el ritmo rápido, no con capítulos cortos sino con espacios entre párrafos que separan determinadas acciones.

No os voy a explicar mucho más, mejor os leéis el libro, que vale la pena. Eso sí, os aconsejo comenzarlo cuando tengáis por delante unas horas libres porque os absorberá con una trama trepidante que no da tregua y obliga a seguir leyendo ansiosamente. Por mi parte, he leído con esa prisa pero también con cierto malestar a medida que pasaba páginas... (deseaba tanto llegar al final como temía hacerlo y tener que pasar a otra cosa).

Creo que ya he dejado clara mi opinión: ¡Trepidante! Si os gustan las novelas policíacas, no os podéis perder esta.

(Voy a dejar un apunte. No es crítica sino información de cara a los editores: En el ejemplar que me ha llegado hay un error de impresión. Ignoro si es un fallo genérico o solo afecta a mi libro: Tras la página 146 se ha impreso la 148 y en el reverso de la última, la 147).

Pilar López Bernués

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Si te gustó este libro, también te puede interesar...

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura